Billetes y monedas

Monedas deterioradas y defectuosas

Aspectos generales

Las monedas de euros son producidas a escala industrial, utilizando maquinaria especializada para la aplicación en su proceso de fabricación de estrictas tolerancias de control de calidad. Como resultado, se obtienen monedas con un aspecto visual y acabado superficial de alta calidad en las que se reproducen fielmente los grabados y que incorporan en su estructura medidas de seguridad que dificultan su falsificación.

Aunque la moneda metálica es resistente debido al material empleado en su fabricación (cobre, bronce, latón, etc.), su uso prolongado o bien otras circunstancias (deformación, corrosión, fuego, etc.) pueden producir un deterioro que afecte a sus características y dificulte su identificación. Estaríamos ante una moneda deteriorada.

La moneda metálica también puede presentar, excepcionalmente, un defecto de fabricación. Se trataría de una moneda defectuosa. En estos casos, la moneda es considerada legítima pero no apta para la circulación y se procedería a su canje en las sucursales del Banco de España.

Las monedas no aptas (deterioradas y defectuosas) deben retirarse de la circulación para prevenir problemas en su identificación por parte de las máquinas expendedoras, así como para evitar que causen confusión sobre su autenticidad entre los usuarios.

El Banco de España pone en circulación monedas de euros nuevas para mantener su calidad y retira de la circulación las no aptas para la circulación, sean o no canjeadas, de conformidad con lo establecido en el Reglamento UE nº 1210/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de diciembre de 2010 relativo a la autentificación de las monedas de euros y el tratamiento de las monedas de euros no aptas para la circulación.

  • Modo de actuación para canjear monedas deterioradas de euros
    • Las personas que tengan monedas deterioradas pueden presentarlas en las sucursales del Banco de España o, en su caso, en su entidad de crédito.
    • Las monedas deterioradas que se hayan recibido serán procesadas por las máquinas de tratamiento de moneda que el Banco de España utiliza al efecto.
    • En caso de presentar dudas fundadas acerca de su autenticidad, las monedas deterioradas o defectuosas serán sometidas a un análisis técnico. Una vez realizado se comunicará el resultado al propietario de las monedas y, si procede, se le abonará el importe correspondiente.
    • Si la cantidad y el estado de las monedas permiten su recuento y reconocimiento, el Banco de España las canjeará en el momento de la presentación. Cuando esto no sea posible, el presentador habrá de seguir el procedimiento descrito a continuación como Presentación de grandes cantidades de monedas deterioradas de euros.
  • Solicitud de admisión de moneda deteriorada para su canje Archivo PDF: Abre en nueva ventana (107 KB)
  • Presentación de grandes cantidades de monedas deterioradas de euros
    • Cuando la cantidad de monedas que se presenta sea superior a 1.000 piezas, el tenedor o el presentador debe notificarlo previamente a la sucursal del Banco de España donde desee realizar la operación, con objeto de acordar una fecha para organizar su recepción.
    • La notificación se realizará por correo electrónico, enviando el formulario “Solicitud de admisión de moneda deteriorada para su canje” debidamente cumplimentado y firmado, a la sucursal del Banco de España donde se vaya a realizar la operación. Al firmar dicho impreso, el presentador acepta expresamente el resultado del expediente y la decisión sobre el destino definitivo de las monedas, sean canjeables o no.
    • El correo electrónico deberá también incluir los siguientes datos:
      • Información sobre el origen de las monedas y los procesos a los que hayan sido sometidas, que justifiquen el tipo y grado de deterioro que presentan.
      • Identificación del presentador y de cualquier otra persona que le acompañe en la entrega (Nombre y DNI/tarjeta de residencia/pasaporte). En el caso de que el tenedor y el presentador no coincidan, el segundo debe acreditar la autorización del primero.
    • La presentación de las monedas en la sucursal del Banco de España deberá ir acompañada de dos ejemplares del formulario de “Solicitud de admisión de moneda deteriorada para su canje”.
    • Las monedas deben presentarse de acuerdo al siguiente formato de empaquetado:
      1. Separadas por denominaciones.
      2. En bolsas transparentes o cajas con el contenido reflejado en los siguientes cuadros: 
        Monedas de Euros
        DenominaciónNúmero de piezas por bolsa/caja
        2€ 500
        1€ 500
        0,50€ 1.000
        0,20€ 1.000
        0,10€ 1.000
        0,05€ 2.000
        0,02€ 2.000
        0,01€ 2.000
      3. Cada bolsa o caja debe llevar los detalles de identificación de la persona física o jurídica que realice la entrega, el importe y la denominación del contenido, el peso, la fecha del empaquetado y el número de la bolsa o caja. La persona física o jurídica que realice la entrega debe proporcionar una lista en la que se relacionen las bolsas o cajas entregadas.
      4. Si la entrega no se ajusta a las anteriores normas, el Banco de España podrá rehusar la aceptación de las monedas.
    • Conforme a lo establecido por el Banco de España, en las operaciones de importe igual o superior a 1.000 €, se identificará al presentador o tenedor, atendiendo a lo dispuesto por la normativa de prevención del blanqueo de capitales.
    • Si la operación supera los 10.000 € se recuerda al presentador las obligaciones en la declaración de movimientos de pago (modelo S1) para la entrada de esas monedas en territorio nacional o 100.000 € si es movimiento por territorio nacional.
  • Criterios generales para el reembolso
    • Como norma general, el Banco de España reembolsará o sustituirá las monedas de euros legítimas deterioradas y que sean reconocidas como tales por las máquinas utilizadas al efecto.
    • No obstante, el Banco de España podrá rechazar el reembolso de las monedas de euros no aptas para la circulación que hayan sido alteradas bien deliberadamente o por un proceso del que sería razonable esperar que tuviera por efecto alterarlas.
    • En general, las monedas de euros que han sido sometidas a procesos tales como los aplicados en plantas de incineración de residuos o plantas de reciclado de metales se pueden considerar como monedas alteradas deliberadamente y, por consiguiente, pueden no ser reembolsables.
    • Otros casos en que las monedas se consideran como alteradas deliberadamente y tampoco son reembolsables son aquellos en los que su deterioro haya sido causado por un daño mecánico intencionado o por una alteración con fines decorativos, artísticos o publicitarios, entre otros.
    • En todo caso, el Banco de España rechazará el reembolso de las monedas de 1 € y 2 € que presenten separado el anillo del núcleo o pudiera parecer que han sido recompuestas.

Contacto

Centro Nacional de Análisis de Moneda

  • Dirección:

    C/Alcalá 48
    28014 Madrid

  • Tfno.
    91 338 64 38
  • Fax:
    91 338 68 87