Sistemas de pago

Vigilancia de los sistemas de pago

Los sistemas de pago constituyen una pieza básica de la actividad económica y financiera, tanto a escala nacional como internacional, por lo que resulta fundamental asegurar su buen funcionamiento. Entre los distintos medios disponibles para asegurarlo destaca la vigilancia, que es una de las funciones asignada al Banco de España en su Ley de Autonomía, de 1 de junio de 1994.

El principal objetivo en el ejercicio de la vigilancia es garantizar la seguridad y el funcionamiento eficiente de los sistemas de pago. Para ello, el Banco de España lleva a cabo diversas actividades y se sirve de una amplia gama de instrumentos. El modo en que se desarrolla la vigilancia viene recogido en el documento "El Banco de España y la vigilancia de los sistemas de pago".

Aunque en general se habla de la vigilancia de los sistemas de pago, esta no se limita a los dos sistemas de pago españoles -TARGET2-Banco de España y Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE)-, sino que se extiende a otros ámbitos, como las tarjetas bancarias, la seguridad de los instrumentos de pago o la colaboración con otros bancos centrales para la vigilancia cooperativa de sistemas de pago internacionales.

Las actividades de vigilancia que lleva a cabo el Banco de España se publican regularmente en la Memoria Anual sobre la Vigilancia de los Sistemas de Pago. En ella se puede encontrar también la descripción de las principales novedades en los sistemas de pago españoles.