Resolución

MREL y TLAC

¿Qué es el MREL?

Las entidades deben mantener un importe suficiente de instrumentos de capital y deuda que pueda absorber pérdidas y, en su caso, convertirse en capital, de forma que permita la implementación de la herramienta de resolución que las autoridades determinen que es la más apropiada.

Este importe, denominado “requerimiento mínimo de fondos propios y pasivos elegibles”, MREL por sus siglas en inglés, asegura que dichos instrumentos siempre están disponibles en caso de ser necesaria su utilización, y es independiente de los requerimientos de capital a los que también están sujetas las entidades y que determina su supervisor.

El MREL tiene como objetivo que los accionistas y acreedores de las entidades, con algunas excepciones, sean los primeros en asumir las pérdidas de una entidad inviable y, en su caso, de procurar su recapitalización.

SRB. Insolvency ranking in the jurisdictions of the Banking UnionAbre en nueva ventana

¿y el TLAC?

La capacidad de absorción de pérdidas" (TLAC por sus siglas en inglés) es un conjunto de instrumentos que una entidad debe mantener y que pueden ser amortizados o convertidos en capital en caso de resolución. El FSB establece que el requerimiento de TLAC debe consistir en instrumentos que legal y eficazmente sean convertidos en acciones en caso de resolución (el 18% de los APR y el 6,75% de activos de apalancamiento desde el 1 de enero de 2022 ). Por lo tanto, en general los instrumentos de capital y la deuda subordinada no garantizada a largo plazo son los instrumentos que pueden componer el requisito de TLAC.

El 9 de noviembre de 2015, el FSB publicó la hoja de condiciones relativa a la capacidad total de absorción de pérdidas (TLAC) (en lo sucesivo, «norma TLAC»), que fue aprobada por el G-20 en la cumbre celebrada en noviembre de 2015 en Turquía. La norma TLAC exige a los bancos de importancia sistémica mundial que posean un importe suficiente de pasivos de alta capacidad de absorción de pérdidas (utilizables en la recapitalización interna) para facilitar una absorción de pérdidas rápida y adecuada y la recapitalización en caso de resolución.

La incorporación de la norma TLAC al Derecho de la Unión debe tener en cuenta los actuales requisitos de MREL, establecidos en la Directiva 2014/59/UE del Parlamento Europeo y del Consejo. Dado que la norma TLAC y los MREL persiguen el mismo objetivo de garantizar que las entidades tengan una capacidad suficiente de absorción de pérdidas, ambos requisitos constituyen componentes complementarios de un marco común.

La regla general para la calibración del MREL es la siguiente:

La regla general para el requerimiento de subordinación es la siguiente:

APR – importe total de la exposición al riesgo

LRE – medida total de la exposición de la entidad

TLOF – pasivos totales, incluidos los fondos propios

CBR – requisitos combinados de colchón

LR – ratio de apalancamiento

LAA – componente absorción perdidas

RCA – componente de recapitalización

En el siguiente cuadro se resume el MDA vs sanciones por incumplimiento de MREL

MDA – importe máximo distribuible