Billetes y monedas

El papel del efectivo

El efectivo es el principal medio de pago en la zona del euro, ya que la gran mayoría de nuestros pagos diarios se realiza utilizando billetes o monedas. Además, está al alcance de todos y permite realizar pagos a quienes carecen de cuentas bancarias o tienen un acceso limitado a otros medios de pago, por lo que es clave para la inclusión social de personas vulnerables, como los ancianos o los colectivos de rentas bajas.

El efectivo cumple otras funciones y ofrece importantes ventajas:

  • Asegura la libertad y la autonomía. Los billetes y las monedas son el único medio de pago que podemos utilizar sin necesidad de un equipo, electricidad o internet.
  • Es de curso legal. Las tiendas o los restaurantes no pueden rechazar el efectivo, a menos que hayan acordado previamente con el cliente otro medio de pago.
  • Asegura la privacidad. Las operaciones en efectivo respetan el derecho fundamental a la protección de datos y de la identidad y privacidad en asuntos financieros.
  • Es inclusivo. El efectivo ofrece una opción de pago y ahorro a las personas con acceso limitado, o sin acceso a otros medios de pago electrónicos, por lo que es clave para la inclusión social de las personas.
  • Ayuda a controlar el gasto. El efectivo permite controlar mejor el gasto, evitando gastos excesivos.
  • Es rápido. Los billetes y las monedas permiten liquidar pagos inmediatamente.
  • Es seguro. El efectivo ha demostrado ser seguro frente a la ciberdelincuencia, el fraude y la falsificación. Y como es dinero del banco central no entraña riesgos financieros ni para el pagador ni para el receptor.
  • Es un depósito de valor. El efectivo es algo más que un instrumento de pago. Permite a las personas guardar dinero para ahorrarlo sin riesgo de quiebra.