Estadísticas

Base legal, fundamento y método de cálculo de los tipos de interés legales, oficiales de referencia del mercado hipotecario y otros tipos de referencia y de los tipos de interés de referencia del mercado hipotecario no oficiales

NOTA EN PROCESO DE REVISIÓN

La nota que aparece a continuación se está revisando como consecuencia de los cambios introducidos por la circular 5/2012. Ver novedades del Boletín Estadístico octubre de 2012.


Los cuadros a los que se refieren estas notas, se publican en este epígrafe de «Tipos de interés y de cambio» y en el Boletín Estadístico del Banco de España (cuadros 19.1 y 19.2).

I. INTRODUCCIÓN

El conjunto de cuadros a los que se refieren estas notas recogen la gama de tipos de interés legales vigentes en la actualidad y los tipos utilizados por las entidades de crédito bien como referencia o aplicados efectivamente en sus operaciones con la clientela. Estos últimos se fueron liberalizando de forma paulatina en un proceso que terminó en 1987.

La disposición del conjunto de tipos de interés que se proporciona en los cuadros del Boletín Estadístico, que se mencionan a continuación, es la siguiente: el cuadro 19.1 recoge los tipos de interés legales, los oficiales de referencia del mercado hipotecario y otros tipos de referencia. El cuadro 19.2 incluye otros tipos de referencia (no oficiales) del mercado hipotecario, otros tipos de referencia de los bancos y las cajas de ahorros y los de régimen fiscal de activos financieros con rendimiento mixto, a los que se refiere el artículo 3 de la Ley 14/1985.

II. TIPOS DE INTERÉS LEGALES, OFICIALES DE REFERENCIA DEL MERCADO HIPOTECARIO Y OTROS TIPOS DE REFERENCIA (CUADRO 19.1)

1 a 7. Tipos de referencia oficiales

La generalización en España de la concesión de créditos a tipo de interés variable, actividad en la que inicialmente destacaron los bancos extranjeros operantes en España, hizo necesario pronunciarse acerca del tipo al que, por definición, se vinculan dichas operaciones. El primer antecedente sobre esta materia se remonta a la OM de 17 de enero de 1981 del Ministerio de Economía, sobre liberalización de tipos de interés y dividendos bancarios, que establecía las condiciones por las que se regían los tipos de referencia en las operaciones a tipo de interés variable de préstamos o créditos concertados por las entidades de depósito con sus clientes.

Por razones de equilibrio financiero, la OM de 7 de diciembre de 1984 del Ministerio de Economía, sobre determinados aspectos del Mercado Hipotecario, señaló, en su artículo 7º, que los préstamos hipotecarios que sirviesen de cobertura a las emisiones de cédulas o bonos hipotecarios a interés variable deberían concederse, igualmente, a tipos de interés variables en relación con un tipo de interés de referencia con los condicionamientos establecidos en los art. 47 y 48 del RD 685/1982. Por último, la Asociación Hipotecaria Española y el Banco Hipotecario de España solicitaron la publicación de tipos de referencia tanto para los tipos activos de las operaciones de créditos hipotecarios como para los tipos pasivos de las cédulas hipotecarias emitidas por las correspondientes entidades. Para satisfacer dichas peticiones, la DGTPF (hasta la Resolución de 21 de febrero de 1994 -BOE del 28 de febrero-) y posteriormente el Banco de España procedieron a la publicación, en el BOE, de varios tipos de referencia. Algunos de estos tipos han tomado carácter oficial, al ser recomendados por el Banco de España para los préstamos hipotecarios a tipo variable destinados a la adquisición de vivienda y se publican mensualmente en el BOE, según Resolución del propio Banco, de 21 de enero de 1994. (Véanse el artículo «Tipos de referencia recomendados para las operaciones de crédito hipotecario a tipo de interés variable», Boletín Económico del Banco de España, diciembre, 1993, y la CBE nº 5/1994, de 22 de julio.)

Existen otros tipos de referencia del mercado hipotecario, que se facilitan en el cuadro 19.2.

1. Tipo Interbancario (míbor) a un año (sólo para operaciones formalizadas con anterioridad al 1 de enero de 2000)

Se define como la media simple de los tipos de interés diarios a los que se han cruzado operaciones a plazo de un año (354 a 376 días) en el mercado de depósitos interbancarios (no transferibles), durante los días hábiles del mes legal correspondiente. Los tipos de interés diarios son, a su vez, los tipos medios ponderados por el importe de las operaciones realizadas a ese plazo durante el día. Los datos anuales se calculan como media de los datos mensuales.

Aunque se le denomina míbor (acrónimo de Madrid Interbank Offered Rate), no es exactamente un tipo referido a las operaciones de oferta, sino que recoge el cruce de las operaciones de oferta y demanda que efectivamente se han producido en el mercado.

La implantación del mercado del euro ha motivado que se haya incrementado el número de días en que no se cruzan operaciones en el mercado interbancario nacional. Por este motivo, la OM de 1 de diciembre de 1999 establece una nueva fórmula de cálculo para dicho índice, al tiempo que le retira su carácter de tipo de referencia oficial para los préstamos que se suscriban con posterioridad a la entrada en vigor de dicha Orden (1 de enero de 2000). La nueva fórmula establece que los días en que no se crucen operaciones a un año en el mercado español de depósitos interbancarios, se tomarán como tipos de interés de referencia los resultantes de las operaciones cruzadas al tipo euríbor, publicado por la Federación Bancaria Europea (véanse las notas a la columna 7).

2. Tipo interbancario euríbor a un año

La CBE 7/1999, de 29 de junio, establece el euríbor como nueva referencia interbancaria. Se denomina euríbor al tipo de contado, publicado por la Federación Bancaria Europea, para las operaciones de depósitos en euros a plazo de un año, calculado a partir del ofertado por una muestra de bancos para operaciones entre entidades de similar calificación. El tipo mensual se obtiene como media aritmética simple de los valores diarios de los días con mercado de operaciones de depósitos en euros a plazo de un año y el tipo anual como media de los datos mensuales.

3. Tipo activo de referencia de las cajas de ahorros (Indicador CECA, tipo activo)

El índice de tipo activo se define como el noventa por ciento redondeado a octavos de punto, de la media simple correspondiente a: 1) la media aritmética de los préstamos personales formalizados mensualmente en operaciones a plazo de un año a menos de tres, y 2) a la media aritmética de los préstamos con garantía hipotecaria formalizados mensualmente por plazo de tres años o más eliminando en ambos casos los valores que se separen en ± 2 veces la desviación típica. Los tipos tomados para realizar el cálculo son los tipos TAE remitidos por las cajas de ahorros al Banco de España.

Se dispone de este tipo desde enero de 1986, aunque, con posterioridad, la LIX Asamblea General Ordinaria de la CECA, celebrada en junio de 1986, adoptó el acuerdo de preparar un estudio sobre la elaboración y publicación de unos tipos de referencia para las operaciones activas y pasivas de las Cajas Confederadas que respondiesen a criterios de objetividad y transparencia. Los índices elaborados a partir de este estudio fueron aprobados por el Consejo de Administración de la CECA, de 24 de febrero de 1988, y elevados a escritura pública el 25 de febrero de ese mismo año. Desde entonces se publican mensualmente en el BOE.

4, 5 y 6. Tipos medios de préstamos hipotecarios a más de tres años para adquisición de vivienda libre. Bancos, cajas de ahorros y conjunto de entidades

Se definen como la media aritmética simple de los tipos de interés medios ponderados por el saldo de las operaciones de préstamo con garantía hipotecaria a plazo igual o superior a tres años, para adquisición de vivienda libre, que hayan sido iniciadas o renovadas durante el mes al que se refieren los índices.

El Banco de España, en su CBE 8/1990, de 7 de septiembre, sobre transparencia de las operaciones y protección a la clientela, modificada por la Circular del propio Banco 5/1994, de 22 de julio, estableció que los bancos, cajas de ahorros y las sociedades de crédito hipotecario (hasta diciembre de 1996) remitieran al Banco, dentro de los quince primeros días de cada mes, información de los tipos medios de las operaciones de crédito realizadas en España, que hayan sido iniciadas o renovadas en el mes anterior. En el caso de los préstamos y cuentas de crédito, los tipos medios se calculan a partir de todas las operaciones efectivamente realizadas en el período de referencia, ponderados por sus principales. Los tipos de interés, costes o rendimientos se expresan en tasas porcentuales anuales pagaderas a término vencido equivalentes.

La Asociación Hipotecaria Española, dada la necesidad de obtener un índice de referencia que reflejase adecuadamente los tipos de mercado, aprovechó las posibilidades que ofrecían las disposiciones del Banco de España para obtener estos índices.

Una Resolución de 4 de febrero de 1991 de la DGTPF dispuso la publicación mensual de estos índices en el BOE. Por resolución de fecha 21 de febrero de 1994, dicha Dirección suspendió la publicación mensual de los citados índices, traspasando dicha función al Banco de España.

7. Tipo de rendimiento interno en el mercado secundario de la deuda entre dos y seis años

Este índice se define como la media móvil semestral centrada en el último mes de los rendimientos internos medios ponderados diarios de los valores emitidos por el Estado, materializados en anotaciones en cuenta y negociados en operaciones simples al contado del mercado secundario entre titulares de cuentas, con vencimiento residual entre dos y seis años.

Tuvo su origen en la solicitud de publicación de un índice objetivo de referencia alternativo a los anteriormente existentes, que reflejase la evolución de los tipos de interés a medio plazo eliminando la influencia de las comisiones de intermediación, y cuya base de cálculo la constituyesen los tipos de rendimiento en el mercado secundario de los valores emitidos por el Estado con vida residual entre dos y seis años y materializados en anotaciones en cuenta. El procedimiento de cálculo quedó reflejado en una Resolución de la DGTPF de fecha 5 de diciembre de 1989.

10. Tipo de interés legal del dinero

El artículo 1.108 del Código Civil establece que el interés legal es el que se aplica como indemnización de daños y perjuicios cuando el deudor incurriese en mora y no se haya pactado uno determinado. El tipo de interés legal se fijó en el Código Civil, de 24 de julio de 1889, en el 6% y, posteriormente, por Ley de 2 de agosto de 1899, en el 5%, la Ley de 7 de octubre de 1939 lo redujo hasta el 4% manteniéndose en ese nivel hasta lo dispuesto por la Ley 24/1984, de 29 de junio, de Modificación del tipo de interés legal, que establece en su artículo primero: «el interés legal se determinará en la Ley de Presupuestos Generales del Estado». Desde aquella disposición, todas las Leyes de Presupuestos Generales han señalado el tipo de interés aplicable, siguiendo la tendencia de los mercados financieros, pudiendo revisar de acuerdo con la disposición adicional sexta de la Ley 65/1997, el tipo fijado, en consonancia con la evolución de los tipos de interés de la deuda pública.

11. Tipo básico del Banco de España

El «tipo de interés básico del Banco de España» fue definido en la OM de 21 de julio de 1969 y su último valor, del 8%, fue fijado mediante OM de 23 de julio de 1977. A partir del 1 de enero de 1998 y en virtud de la norma derogatoria única de la ley 66/1997 de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social, quedó derogado. Las referencias efectuadas en la legislación vigente al tipo básico se entienden realizadas, a partir de ese momento, al interés legal del dinero, de acuerdo con el artículo 68 de la citada ley 66/1997, de 30 de diciembre.

12. Tipo de interés Ley de Enjuiciamiento Civil

Es el que se aplica en casos de ejecución de sentencia que condene al pago de cantidad líquida. El art. 921 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, de 3 de febrero de 1881, establecía: «Si la sentencia condenara al pago de cantidad líquida y determinada... serán considerados como cantidad líquida los intereses de una cantidad determinada, cuando se haya fijado en la sentencia el tanto por ciento o tipo y el tiempo por el que deban abonarse». La Ley 77/1980, de 26 de diciembre, creó el art. 921 bis, de la Ley de Enjuiciamiento Civil, determinando que el tipo a aplicar en estos casos sería el tipo de interés básico o de redescuento fijado por el Banco de España incrementado en dos puntos. Este artículo 921 bis fue sustituido por una nueva redacción del art. 921 de la Ley de Enjuiciamiento Civil en virtud de la Ley 34/1984, de 6 de agosto, que establece: «cuando la sentencia condene al pago de una cantidad líquida, ésta devengará, en favor del acreedor, un interés anual igual al del interés legal del dinero incrementado en dos puntos, o el que corresponda por pacto de las partes o disposición especial». El artículo 576 de la nueva Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil, de 7 de enero, mantiene el interés anual calculado como el tipo de interés legal más dos puntos, salvo pacto de las partes o disposición especial de la ley.

13. Interés de demora a efectos tributarios

El art. 58 de la Ley General Tributaria, de 28 de diciembre de 1963, estableció en su apartado 2: «el interés de demora será el legal del dinero». El Decreto-Ley 6/1974, de 27 de noviembre, de Ordenación Económica, estableció que el interés de demora sería el básico del Banco de España vigente al tiempo de practicarse la liquidación. La Ley 10/1985, de 26 de abril, de modificación parcial de la Ley General Tributaria, modificó el art. 58.2, estableciendo que «el interés de demora será el interés legal del dinero vigente el día que comience el devengo de aquel, incrementado en un 25%, salvo que la Ley de Presupuestos Generales del Estado establezca uno diferente». Desde entonces, las sucesivas Leyes de Presupuestos Generales han ido fijando cada año el tipo de interés de demora.

14. Interés de demora en operaciones comerciales

La Ley 3/2004, de 29 de diciembre establece, siguiendo las directrices marcadas por la Directiva 2000/35/CE de la UE, sobre medidas de lucha contra la morosidad en operaciones comerciales, un tipo de interés legal de demora para dichas operaciones. Lo define como «la suma del tipo de interés aplicado por el BCE a su más reciente operación principal de financiación, efectuada antes del primer día del semestre natural, más siete puntos porcentuales». Este tipo se aplicará durante los seis meses siguientes a su fijación. En el caso de que la subasta en vez de a tipo fijo, fuese a tipo variable, el tipo de la operación principal sería el marginal resultante de la subasta.

15. Deuda Pública. Índice nominal para pagos semestrales

La Resolución de la DGTPF de fecha 5 de diciembre de 1989 contempla también el cálculo del índice nominal equivalente para pagos semestrales, cuya publicación realiza dicha Dirección General todos los meses en el BOE (sobre el cálculo de dicho índice véase la citada resolución).

16 a 19. Tipos de interés de referencia Real Decreto 771/2011

El Real Decreto 771/2011, de 3 de junio, añade dos nuevos apartados 2 bis y 2 ter al artículo 3 del Real Decreto 2606/1996, de 20 de diciembre, sobre fondos de garantía de depósitos de las entidades de crédito.

Los nuevos apartados establecen que los depósitos garantizados cuya remuneración exceda alguno de los límites en ellos especificados se ponderarán en un 500% a los efectos del cálculo de las aportaciones de las entidades adheridas a los correspondientes fondos de garantía de depósitos.

El Real Decreto establece que el Banco de España publicará trimestralmente, antes del día 5 del mes siguiente a cada fin de trimestre, en el «Boletín Oficial del Estado» y en su página web, los tipos de interés de referencia que servirán de base para la determinación de los depósitos para los que se deben realizar aportaciones adicionales a los fondos de garantía de depósitos, calculados sobre el trimestre completo.

La definición de los depósitos y de la remuneración que deben ser tenidos en cuenta a la hora de determinar la aplicación del tratamiento establecido por los nuevos apartados del Real Decreto está recogida en la Circular del Banco de España 3/2011, de 30 de junio.

16. Depósitos a plazo igual o inferior a tres meses

En el caso de depósitos a plazo igual o inferior a tres meses, el tipo de interés de referencia se calcula añadiendo 150 puntos básicos al euríbor medio a tres meses.

17. Depósitos a plazo superior a tres meses e inferior a un año

En el caso de depósitos a plazo superior a tres meses e inferior a un año, el tipo de interés de referencia se calcula añadiendo 150 puntos básicos al euríbor medio a seis meses.

18. Depósitos a plazo igual o superior a un año

En el caso de depósitos a plazo igual o superior a un año, el tipo de interés de referencia se calcula añadiendo 100 puntos básicos al euríbor medio a doce meses.

III. TIPOS DE INTERÉS DE REFERENCIA DEL MERCADO HIPOTECARIO (NO OFICIALES) Y OTROS TIPOS DE INTERÉS (CUADRO 19.2)

1 a 3. Tipos de interés de referencia del mercado hipotecario. Resolución DGTPF de 20 de junio de 1986

(Véanse notas a las columnas 1 a 7 del cuadro 19.1 en el epígrafe II.)

1. Crédito: tipo medio trimestral

Se obtiene como media simple, redondeada a cuartos de punto y minorada en un punto porcentual, del tipo de interés más practicado por cada entidad en los créditos hipotecarios concedidos, durante el último mes de cada trimestre natural, por las entidades que forman parte de la Junta Directiva de la Asociación Hipotecaria Española (compuesta por una serie de bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito y establecimientos financieros de crédito).

2. Emisión. Cédulas hipotecarias

Se obtiene mediante el cálculo del tipo de interés medio ponderado a la emisión de las cédulas hipotecarias emitidas en los seis meses precedentes al de la publicación, con las salvedades recogidas en el anexo II de la Resolución citada.

3. Deuda Pública interior y amortizable entre tres y seis años

Es la media móvil semestral del tipo de interés medio ponderado de los títulos de Deuda Pública interior y amortizable, de plazo entre tres y seis años, emitidos durante los seis meses precedentes a la publicación del índice. La elaboración es análoga a la utilizada en el índice de referencia, calculado a partir de los tipos de interés de las cédulas hipotecarias.

4 y 5. Preferencial de bancos y cajas de ahorros

Actualmente estos tipos de interés se definen como los aplicados por las entidades a sus clientes -privados- de mayor solvencia, en la contratación de operaciones de crédito en euros, cualquiera que sea su modalidad, a corto plazo y de importante cuantía. Se entiende por corto plazo, las operaciones cuyo plazo original sea inferior a un año, y de importante cuantía, aquellas cuyo principal supere los 600.000 euros, o el 5% de los recursos propios de la entidad.

Los tipos que se publican son la media simple de los tipos efectivos equivalentes (excluidas comisiones o gastos repercutibles), comunicados por cada entidad al Banco de España. Su publicación pretende asegurar la transparencia del mercado y los derechos y garantías de los clientes. Las CBE 13/1981, 15/1987, 8/1990 (existe un texto refundido de esta circular con las modificaciones introducidas por las CBE 22/1992, 13/1993, 5/1994 y 3/1996) establecen la obligación para las entidades de crédito de declarar los tipos preferenciales al Banco de España. Estos tipos pueden consultarse en el apartado «Tipos de interés de operaciones activas de Bancos y Cajas de ahorros» de este sitio web. También aparecen publicados en el Boletín Económico de esta institución desde diciembre de 1981, en virtud de lo establecido por la CBE 13/1981, y desde septiembre de 1988, de acuerdo con lo dispuesto en la norma tercera de la CBE 11/1988.

6 y 7. Crédito al consumo. Bancos y cajas de ahorros

Tipos de referencia (no son los tipos efectivamente aplicados) que las entidades de depósito declaran voluntariamente. No incluyen comisiones u otras cargas y, por tanto, difieren de los tipos a los que se refiere el artículo 18 de la Ley 7/1995 del Crédito al Consumo.

8. Tipo pasivo de referencia de las cajas de ahorros (Indicador CECA, tipo pasivo)

Su proceso de creación es paralelo al del tipo activo de referencia que aparece en las notas al cuadro 19.1, columna 3. Se define como el noventa por ciento, redondeado a octavos de punto, de la media aritmética, eliminando los valores que se separen en ± 2 veces la desviación típica de las imposiciones nominativas y certificados de depósito no emitidos al descuento, iniciados o renovados en el mes, por plazo igual o superior a un año e inferior a dos. Los tipos utilizados para la obtención del índice son los tipos TAE remitidos por las cajas de ahorros al Banco de España.

9 a 11. Tipos de interés de referencia. Régimen fiscal de activos financieros. Rendimiento mixto artículo 3º Ley 14/1985 incorporado por disposición adicional novena de la Ley 26/1988, de Disciplina e Intervención de las entidades de crédito.

Según el artículo 91 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, y el artículo 61 del Reglamento del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por Real Decreto 1777/2004, de 30 de julio, «los activos financieros con rendimiento mixto seguirán el régimen de los activos financieros con rendimiento explícito cuando el efectivo anual que produzcan de esta naturaleza sea igual o superior al tipo de referencia vigente en el momento de la emisión, aunque en las condiciones de emisión, amortización o reembolso se hubiese fijado, de forma implícita, otro rendimiento adicional. Este tipo de referencia será, durante cada trimestre natural, el 80 por ciento del tipo efectivo correspondiente al precio medio ponderado redondeado que hubiera resultado en la última subasta del trimestre precedente correspondiente a Bonos del Estado a 3 años, si se tratara de activos financieros con plazo igual o inferior a 4 años; a Bonos del Estado a 5 años, si se tratara de activos financieros con plazo superior a 4 años pero igual o inferior a 7, y a Obligaciones del Estado a 10, 15 ó 30 años, si se tratara de activos con plazo superior. En el caso de que no pueda determinarse el tipo de referencia de algún plazo, será de aplicación el del plazo más próximo al de la emisión planeada».