Eurosistema

La introducción del euro

El 31 de diciembre de 1998, se fijaron los tipos de cambio irrevocables entre el euro y las monedas de los Estados miembros que participaron inicialmente en la tercera fase de la Unión Económica Monetaria (UEM).

El 1 de enero de 1999 nació el euro como moneda común y se constituyó el Eurosistema -formado por el Banco Central Europeo (BCE) y todos los bancos centrales de los países de la zona del euro-, responsable de definir la política monetaria en la nueva eurozona

Se abría así un período de transición que finalizó el 1 de enero de 2002 con la puesta en circulación de los billetes y las monedas en euros, y la retirada de los billetes y las monedas nacionales.

Durante este período de adaptación, el euro existió únicamente como moneda escritural, utilizada en los mercados financieros; mientras tanto, las administraciones y las empresas adoptaron medidas para adecuar su contabilidad, la doble indicación de los precios en las etiquetas de los comercios, etc. Todo ello apoyado por un plan de comunicación global dirigido a familiarizar al gran público con los nuevos billetes y monedas introducidos en el sistema.

En el año 2000, el Consejo resolvió que Grecia podía adherirse a la zona del euro, lo cual se hizo efectivo el 1 de enero de 2001.

En estos años se inició la producción de los billetes y las monedas en euros. Con el fin de facilitar la transición y la entrada del euro físico en la fecha prevista, los bancos centrales distribuyeron previamente una parte del efectivo entre los bancos comerciales (cerca de 144.000 millones de euros) para que estos a su vez lo hicieran llegar a los comercios minoristas y se evitasen problemas de liquidez.

El 1 de enero de 2002 comenzó a circular la nueva moneda, el 3 de enero el 96% de los cajeros automáticos de la zona del euro ya dispensaban billetes en euros y una semana después del lanzamiento, más de la mitad de las transacciones en efectivo se hicieron en euros.

Los billetes y monedas nacionales dejaron de ser de curso legal el 28 de febrero de 2002; el euro se convirtió en la nueva moneda de más de 300 millones de ciudadanos en 12 países.

Las nuevas incorporaciones

El 1 de enero de 2007 el euro pasó a ser moneda legal en Eslovenia; el 1 de enero de 2008, en Chipre y Malta; el 1 de enero de 2009, en Eslovaquia; el 1 de enero de 2011, en Estonia; el 1 de enero de 2014 en Letonia; y el 1 de enero de 2015 en Lituania.

Estados miembros cuya moneda es el euro

Estados miembros cuya moneda no es el euro

  • Estados miembros cuya moneda es el euro
  • Estados miembros cuya moneda no es el euro