Tarjetas de débito

¿Qué es una tarjeta de débito?

Es una tarjeta que sirve para utilizar los fondos depositados en la cuenta corriente o de ahorro  a la que está asociada. Por eso, si usted es titular de una tarjeta de débito, deberá ser también titular de la cuenta.

En un principio, las tarjetas de débito sólo podían utilizarse para sacar dinero  en oficinas y cajeros automáticos, así como para consultar saldos y movimientos de la cuenta. En la actualidad, también pueden emplearse para realizar pagos en comercios. En ambos casos (retirada del dinero o pago en establecimientos comerciales), la operación se registra instantáneamente en su cuenta. Ésa es la principal diferencia con las tarjetas de crédito.

Si usted  realiza un pago o retira dinero en efectivo con su tarjeta de débito, la operación se registra simultáneamente en la cuenta asociada, y por tanto usted debe preocuparse de tener dinero suficiente en ella. Si no hay fondos, la entidad bancaria, si así lo decide libremente, podría anticiparle la cantidad necesaria para realizar el pago, pero tenga en cuenta que en ese caso se producirá un descubierto en  cuenta y tendrá que devolver el anticipo y abonar los correspondientes intereses, comisiones bancarias y gastos.

Límites para retirar dinero. El límite lógico de una tarjeta de débito es el dinero que tenga la cuenta asociada. Sin embargo, es muy común que por razones de seguridad, las entidades, de acuerdo con su cliente fijen un límite diario, sobre todo para la retirada de fondos de los cajeros automáticos.