Servicios

Central de Información de Riesgos

La Central de Información de Riesgos (CIR) del Banco de España recoge el historial crediticio de las personas físicas y jurídicas para facilitar a las entidades el análisis de sus riesgos de crédito.

Con carácter general, las entidades declarantes (entidades de crédito y otras) tienen la obligación de informar sobre los riesgos directos con residentes por importe igual o superior a 6.000 euros en el conjunto de negocios en España o a 60.000 euros en cualquier otro país. Para los no residentes, la obligación de declarar es a partir de 300.000 euros.

Los datos declarados permiten al Banco de España conocer los créditos totales concedidos, lo que facilita el ejercicio de sus competencias de supervisión bancaria.

Por su parte, las entidades que declaran sus riesgos a la CIR del Banco de España reciben mensualmente información agregada del riesgo contraído por las personas físicas y jurídicas para las que han hecho una declaración (los llamados titulares).

No obstante, cualquier entidad puede pedir información concreta de un titular si este le solicita una operación de riesgo (p.ej., la concesión de un crédito) o figura como obligado al pago o garante en documentos cambiarios o de crédito cuya adquisición o negociación haya sido solicitada a la entidad.

Petición de datos

Cualquier persona física o jurídica puede solicitar los datos declarados en la CIR del Banco de España a su nombre, siguiendo el siguiente procedimiento:

Solicitud de informes de riesgos por los titulares.Abre en nueva ventana

Disconformidad con la declaración

Si el titular considera que los datos declarados a la CIR son inexactos o incompletos podrá dirigirse directamente a la entidad o entidades declarantes requiriendo su rectificación o cancelación, o solicitar al Banco de España que tramite su reclamación según el siguiente procedimiento:

Reclamación contra una entidad por disconformidad con lo declarado a la CIR Abre en nueva ventana

© Banco de España. Reservados todos los derechos