Consultas y reclamaciones

Tendrán la consideración de consultas las solicitudes de asesoramiento e información relativas a cuestiones de interés general sobre los derechos de los usuarios de servicios financieros en materia de transparencia y protección de la clientela, o sobre los cauces legales para el ejercicio de tales derechos.

Es posible que a veces no esté conforme con las actuaciones de su entidad. Asuntos como las comisiones cobradas o el cálculo de intereses pueden provocar el desacuerdo entre las dos partes. Para solucionar estos conflictos, en España existen diversos sistemas regulados desde la Administración Pública que permiten que el cliente bancario presente sus quejas y reclamaciones.

Tendrán la consideración de quejas: las demoras, desatenciones o cualquier otro tipo de actuación deficiente que se observe en el funcionamiento de las entidades financieras.

Y tendrán la consideración de reclamaciones: las acciones u omisiones de las entidades financieras reclamadas que supongan para quien las formula un perjuicio para sus intereses o derechos y que deriven de presuntos incumplimientos de la normativa de transparencia y protección de la clientela o de las buenas prácticas y usos financieros.

En primer lugar, se debe reclamar ante los Servicios o Departamentos de Atención a la Clientela y los Defensores del Cliente Abre en nueva ventanaen el caso de haber sido designado por la entidad correspondiente, vinculados a las propias entidades. Si quiere conocer cuáles son los datos de contacto con el departamento de atención al cliente de su entidad haga clic en el enlace anterior.

En todo caso, siempre puede acudir a los tribunales de justicia o a un órgano arbitral aceptado por ambas partes.