Sobre el Banco

Etel Adnan - Untitled #232

Etel Adnan (Beirut, 1925)
Untitled #232, 2014
Oleo sobre lienzo, 31,5 x 41 cm
Colección Banco de España
Enlace a FlickrAbre en nueva ventana

Desde su juventud, Etel Adnan compaginó la escritura y las artes plásticas. Su obra pictórica parte de los paisajes que marcan su vida, como el monte Tamalpais, que contemplaba directamente desde la ventana de su estudio en Sausalito, California, y que ha traducido a pintura desde 1960. Uno de estos paisajes, una característica pintura en pequeño formato, es parte de la colección Banco de España.

Más allá de la mirada

La obra plástica de Adnan se dio a conocer internacionalmente de forma tardía, al ser seleccionada para la Documenta Kassel 2012, cuando ya contaba con 87 años. Desde entonces, ha recibido una extraordinaria atención por parte de la crítica global, hasta llegar a contarse, según el crítico Hans Ulrich Obrist, entre «los artistas más influyentes del siglo XXI».

Esta obra de la colección Banco de España destaca por la presentación directa y desprejuiciada de un paisaje reconocible. La escena se reduce a sus estructuras mínimas: los perfiles de una cordillera que se compone mediante facetas estáticas de color plano y brillante aplicadas con paleta. Se trata de una pintura en la que el resultado, una imagen de la naturaleza calmada y al tiempo monumental, nace de una capacidad contemplativa que avanza sobre la mera observación, que trasciende la propia mirada.

Gracias a este lenguaje depurado y sencillo, Adnan convierte sus paisajes en la condensación de toda una visión interior: "Mi obra es, sobre todo, un reflejo de mi intenso amor por el mundo, la felicidad de simplemente ser/existir, [de mi amor] por la naturaleza y las fuerzas que dan forma a un paisaje"

Activa también en la poesía y el ensayo, su poema “To be in a time of war” es un poderoso monólogo interior en una situación de confinamiento, como la que nos encontramos, aunque en su caso provocada por un conflicto armado.

To say nothing, do nothing, mark time, to bend, to straighten up, to blame oneself, to stand, to go toward the window, to change one’s mind in the process, to return to one’s chair, to stand again, to go to the bathroom, to close the door, to then open the door, to go to the kitchen, to not eat nor drink, to return to the table, to be bored, to take a few steps on the rug, to come close to the chimney, to look at it, to find it dull, to turn left until the main door, to come back to the room, to hesitate, to go on, just a bit, a trifle, to stop, to pull the right side of the curtain, then the other side, to stare at the wall […] To try to be distracted by poetry, by trees. To see the trees grow, in a hurry […]

Decir nada, hacer nada, marcar el tiempo, agacharse, erguirse, culparse a uno mismo, ponerse en pie, andar hacia la ventana, cambiar de opinión en el camino, volver a tu silla, ponerte de nuevo en pie, ir al baño, cerrar la puerta, luego abrirla, ir a la cocina, no comer ni beber, volver a la mesa, aburrirte, andar unos pasos sobre la alfombra, acercarte a la chimenea, mirarla, encontrarlo aburrido, girar a la izquierda hacia la puerta principal, volver a la habitación, dudar, continuar, solo un poco, una minucia, parar, correr el lado derecho de la cortina, luego el otro, mirar fijamente a la pared […] Intentar distraerte con la poesía, con los árboles. Ver los árboles crecer, con prisa […]

* Extracto de ”In the Heart of the Heart of Another Country” (Etel Adnan). 2005, City Lights Books. Cortesía de la autora a través de su web: http://www.eteladnan.com/