Estabilidad financiera y política macroprudencial

Identificación y fijación de colchones de capital para entidades de importancia sistémica

La última crisis financiera internacional puso de manifiesto la relevancia que algunas entidades bancarias tienen –por su tamaño y operativa– sobre la estabilidad financiera doméstica de sus países de origen y, según su actividad transfronteriza e interconexiones, sobre la estabilidad del sistema financiero global. Con la intención de abordar los riesgos inherentes a este tipo de entidades y el fenómeno asociado de que puedan ser “demasiado grandes para quebrar” (“too big to fail”), se acordó a nivel internacional (G20) y en la UE que las entidades identificadas como de importancia sistémica estén sujetas a unos requerimientos regulatorios más estrictos que los que son aplicables con carácter general. Uno de esos requerimientos es el denominado colchón o recargo de capital.