Saltar menús e ir al contenido
Imagen decorativa página de Productos Bancarios

Qué es un cheque

Es un documento por el cual una persona (la que lo expide o emite y lo firma -la Ley la denomina librador-) ordena a una entidad bancaria (el librado) en la que tiene dinero que pague una determinada suma a otra persona o empresa (el beneficiario o tenedor).

El cheque se utiliza, por tanto, para pagar algo sin necesidad de utilizar físicamente dinero. Sigue siendo un mecanismo comercial bastante utilizado, a pesar de la popularidad de otros instrumentos de pago, como las transferencias bancarias o las tarjetas de crédito y débito. El librador y beneficiario pueden ser el mismo, lo que ocurre  cuando el cheque se utiliza para sacar dinero de una cuenta.

Las características del cheque que usted debe conocer son:

  • Es un documento pagadero cuando se presenta y tiene que hacerse efectivo sin restricción alguna (siempre que haya dinero en la cuenta). Debe pagarse incluso aunque se presente al cobro antes de la fecha que figura como fecha de emisión.
  • Si los fondos del que emite el cheque no son suficientes para cubrir la totalidad del importe, la entidad lo ha de pagar parcialmente.
  • La presentación al cobro ha de realizarse en 15 días desde su fecha de emisión para los emitidos o pagaderos en España, 20 días para los emitidos en el resto de Europa y 60 días para los emitidos en el resto del mundo, siempre que hayan de pagarse en España. Pasados dichos plazos, la entidad, teniendo en cuenta todas las circunstancias que concurran (existencia o no de saldo en la cuenta, tiempo transcurrido, etc.)  puede, si lo desea, pagar el cheque que se presente al cobro, salvo que haya sido revocado.
    La revocación quiere decir que el librador ha comunicado a la entidad  que anula el cheque. Esta anulación sólo tiene efecto una vez transcurridos los plazos citados.

Para que sea válido, el cheque ha de incluir:

  • La  palabra "cheque".
  • La orden de pagar la suma que en él se indique.
  • El nombre de la entidad bancaria que ha de pagar (librado).
  • La firma de quien expide el cheque (librador).

Otros requisitos no esenciales son:

  • La fecha de emisión. Es necesaria para computar el plazo de presentación al cobro. No obstante, son válidos los cheques emitidos sin fecha (para que la ponga después el beneficiario) así como los llamados "postdatados" o "antedatados", es decir, aquellos en los que la fecha es posterior o anterior a la del momento en que realmente se expidieron. Por ello, nada impide presentar al cobro un cheque  (y cobrarlo efectivamente), que tenga como fecha de emisión una fecha posterior a la del día de la presentación.

Los no imprescindibles, serían:

  • El lugar de pago y el lugar de emisión.
  • El beneficiario. Si no consta, el cheque se considera emitido al portador

Para cobrar un cheque, una vez firmado y rellenadas las condiciones básicas, Vd puede elegir entre:

  • Cobrarlo en efectivo en la ventanilla de la sucursal del banco del que firma el cheque.
  • Ingresarlo en su propia entidad para que se pague en su cuenta. Su entidad se encargará de cobrarle el cheque en la otra entidad en la que están depositados los fondos del que firma el cheque.
Aviso legal Accesibilidad© Banco de España. Reservados todos los derechos