Saltar menús e ir al contenido
Imagen decorativa página de Productos Bancarios

Qué pasa si no se paga

Si usted se retrasa en los pagos periódicos o en la devolución de la cantidad del crédito que ha utilizado tendrá que abonar a la entidad los denominados intereses de demora, cuyo tipo suele ser muy superior al de los intereses ordinarios. La forma de calcular los intereses de demora viene en el contrato.

Además, las entidades podrían cobrarle una comisión por reclamación de cuotas impagadas, cuyo importe debe estar también recogido en el contrato  como sucede con las otras comisiones.

EMBARGO

Pero, ¿qué pasa si la situación de impago se prolonga y usted no hace frente a esas deudas? Entonces, la entidad de crédito tiene derecho a intentar recuperar el dinero siguiendo el procedimiento establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil. Y dado que en los créditos con garantía personal el cliente responde con todas sus propiedades presentes y futuras, la entidad podría conseguir que un juez embargue sus bienes.

AVALISTAS

La situación es diferente si su crédito cuenta con la garantía adicional de uno o varios avalistas. En ese caso, cuando se produce el impago la entidad puede exigir directamente al avalista o avalistas el cobro de los pagos pendientes. Cada uno de los avalistas responde de forma solidaria de todas las obligaciones pendientes del cliente deudor, si así se hubiera pactado, como habitualmente sucede.

Aviso legal Accesibilidad© Banco de España. Reservados todos los derechos