¿Quién puede operar como entidad?

Todas las entidades supervisadas por el Banco de España e inscritas en sus registros, y en particular las entidades de crédito, necesitan una autorización administrativa oficial previa para poder operar. Por eso ninguna persona física o jurídica, nacional o extranjera, podrá ejercer en territorio español las actividades de las entidades de crédito sin haber obtenido la necesaria autorización en España (salvo las entidades bancarias que ya tienen permiso en otro Estado miembro de la Unión Europea y que su supervisor haya comunicado al Banco de España que van a operar en España) y hallarse inscrita en los registros oficiales de entidades de crédito del Banco de España.

En particular, la captación de fondos reembolsables del público es una actividad reservada, es decir, las actividades en que la entidad recibe dinero del cliente (depósitos y otras fórmulas parecidas) con el compromiso de devolvérselo en las condiciones acordadas, sólo puede ser realizada por determinados tipos de entidades de crédito (en concreto, los bancos, las cajas de ahorros y las cooperativas de crédito), y siempre que tengan autorización administrativa para operar.

Hay una categoría de entidades no sujetas a supervisión del Banco de España, las secciones de crédito de las cooperativas que pueden captar fondos, pero única y exclusivamente de sus socios. Debe tenerse en cuenta que dichas secciones no pertenecen a ningún fondo de garantía y por tanto el dinero depositado en dichas secciones de crédito no cuentan con la garantía que ofrece el fondo de garantía de depósitos.

Sin embargo, para conceder créditos, aunque sea una de las actividades típicas de las entidades de crédito, no hace falta autorización.

La actividad doble de captar fondos reembolsables del público aunque no sea en forma de depósitos –acudiendo para ello a los mercados de valores mediante la emisión y colocación de títulos- y aplicarlos a la concesión de créditos, es una actividad reservada a los establecimientos financieros de crédito y que también pueden llevar las entidades de crédito.

Si usted tiene dudas sobre alguna entidad que ofrezca en España las actividades o productos anteriormente mencionados, le recomendamos que consulte si figura inscrita en los Registros Oficiales de Entidades de Crédito Abre en nueva ventanaa cargo del Banco de España.

Si desea hacer la consulta de forma individualizada, puede dirigirse al correo: Registros entidades Envío de correo electrónico: Abre en nueva ventana

El Banco de España no puede facilitar al público información sobre la situación financiera de las entidades a la que tiene acceso como consecuencia del ejercicio de su función supervisora, por estar sometido a la obligación de confidencialidad.