Mantenimiento y administración de cuentas

Para el cálculo de las comisiones de mantenimiento se ha tomado como referencia el importe que semestralmente se cobraría por este concepto, con independencia de que realmente se perciban con otra periodicidad (mensual, bimestral, trimestral o anual).
Solamente se han tenido en consideración las cuentas estándar, de forma, que, por ejemplo, no se consideran las llamadas cuentas de alta rentabilidad, las cuentas específicas para profesionales, ni las que ofrecen servicios o prestaciones añadidas.

Comisión de administración: en ocasiones algunas entidades tarifan una comisión con denominación diferente (ése es el caso de algunas comisiones ligadas a los apuntes en cuenta que corresponden al pago de recibos), pero cuyo importe ha de ser igual a la de administración.

Descubiertos: La comisión de descubierto se aplica habitualmente sobre el mayor saldo en descubierto que la cuenta haya tenido durante el periodo de liquidación. Además la entidad podrá percibir los intereses de descubierto al tipo libremente pactado con el cliente, y en defecto de estos los publicados por la entidad para estas operaciones. En el caso de cuentas con consumidores, la aplicación de ambos conceptos, comisiones y tipo de interés, no puede dar lugar a una TAE que supere al 250% del interés legal del dinero.