Saltar menús e ir al contenido
Imagen decorativa página de Entidades

Bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito

Son las entidades de crédito más conocidas. Estas son  sus principales características:

  • Qué hacen. La actividad normal de los bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito (en su mayoría, cajas rurales) consiste en recibir del público dinero que están obligados a devolver, y utilizarlo para dar préstamos y realizar operaciones similares.
    Lo que diferencia a estas entidades de otros intermediarios financieros es que tienen reservada por ley, con carácter exclusivo y excluyente, la actividad de captación de fondos, con excepción de las emisiones o instrumentos del mercado de valores. Por lo demás, estas entidades están autorizadas a realizar prácticamente todo tipo de operaciones financieras, salvo las de seguros, aunque pueden comercializarlos.
  • Cómo se crean. Nadie puede fundar un banco y ponerse a captar fondos del público si no ha sido previamente autorizado. Esto es así con el fin de mantener la confianza general en la estabilidad y credibilidad del sistema financiero.
  • Corresponderá al Banco de España, previo informe del Servicio Ejecutivo de la Comisión de prevención del blanqueo de capitales e infracciones monetarias en los aspectos de su competencia, autorizar la creación de bancos.

  • El Banco de España comunicará a la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera la apertura del procedimiento de autorización, indicando los elementos esenciales del expediente a tramitar, y la finalización del mismo.

  • La solicitud de autorización deberá ser resuelta dentro de los seis meses siguientes a su recepción en el Banco de España, o al momento en que se complete la documentación exigible y, en todo caso, dentro de los doce meses siguientes a su recepción. Cuando la solicitud no sea resuelta en el plazo anteriormente previsto, podrá entenderse desestimada.


    La autorización administrativa es concedida, en el caso de las cajas de ahorro y ciertas cooperativas de crédito, por las autoridades de la comunidad autónoma correspondiente, previo informe del Banco de España.

  • Para poder obtener la autorización es imprescindible el estricto cumplimiento de una amplia serie de requisitos. Las exigencias varían según la naturaleza de la entidad y cubren todos los aspectos de su organización: tipo de empresa, capital mínimo, objeto social, accionariado, consejo de administración, estructura administrativa, procedimientos de control, viabilidad del proyecto…
  • Cómo operan. El régimen operativo de los tres tipos de entidades (bancos, cajas y cooperativas) es en la actualidad prácticamente idéntico. Así, la actividad de todas ellas está sometida a una normativa administrativa única, supervisada por el Banco de España, con el fin de garantizar su solvencia y estabilidad.  Las entidades deben cumplir obligaciones diversas, como el mantenimiento de un nivel mínimo de  recursos propios (el capital que aportan los propietarios y las reservas generadas) y deben integrarse en el Fondo de Garantía de Depósitos en entidades de crédito, que cubre actualmente hasta 100.000 € por depositante.

 

Aviso legal Accesibilidad© Banco de España. Reservados todos los derechos